A mis nietos y nietas


Si a vuestro paso habéis dejado caer alguna
espina, regresad, arrancadla y en su lugar sembrad
una rosa.

Vuestra abuela que os quiere tanto...


sábado, 22 de abril de 2017

Para mis nietos en el Día del Libro.


Queridos nietos y nietas con esta postal en la que mi Amalia y yo leemos cuentos de mi obra CHIQUITINES, os dejo para celebrar  mañana, DM, día 23 de abril, el gran día del Libro.
Leed y pensad en lo que  os quiero decir con esa  preciosa frase  sobre el libro. Ni un día, dejéis pasar, sin leer algo: lo que sea, pero leed. Os quiero.



domingo, 16 de abril de 2017

Carta a mis nietos en el Domingo de Resurrección



¡Ojala llegara al mundo la paloma de la paz, la justicia y el amor!

Sí, mis queridos nietos, que cada día me acompañáis, hoy, cuando  la Semana  Santa  empieza  a pasar página, dejando ecos de Pasos, saetas, inciensos, hoy, domingo de Resurrección, quiero dedicaros la reflexión  que  me brota, fluida  e imparable, al recordaros  y recordad cuánta emoción me produce cada año la celebración de este día que  hoy, entre cielo rosado,  piar de gorriones nuevos, silencio de una Avenida en calma total, me trae memoria más intensa que la imagen o el timbre de miles de voces. Son mensajes profundos que sólo yo conozco y que me provocan incontrolables deseos  de elevarme de esta “playa” a la búsqueda de un eterno abrazo con el universo.
¡Qué paz! ¡Qué amor! ¡Qué misterio! Una leve caricia noto correr por mis mejillas... ¿lagrimas? Pueden ser, pero esta vez de emoción por haber tenido fuerzas para superar momentos difíciles. También  de alegría por estar aquí con todos vosotros, mis amigos, con la luna que también se despide,  con potentes  recuerdos, celebrando esta maravilla que somos, cuando definitivamente nos sentimos resurgir como criaturas nuevas, tras cada noche de lúgubres pesadillas, tras cada evento que nos sumerge en dolor y apatía.
¡Qué felicidad mirar al cielo y comprobar que siguen los astros, y que la Osa Mayor permanece inmutable, juguete eterno de mis sueños. También yo sigo existiendo y saboreo con placer mi constante resurrección, mi decidido esfuerzo de levantar la loza de tan múltiples sepulcros como a veces tratan de ahogar las ilusiones de mi alma. Pero lo importante es la paz que conduce mi barca por las aguas tranquilas  donde la fe amansa tempestades y resucita muertos.. 
Queridos nietos, asistid conmigo a este maravilloso parto de la vida. Allí donde estéis mirad al cielo, levantaos, caminad,  dejando atrás  los despojos muertos que yacen en nuestro interior;  es domingo de resurrección- El ayer ya no es hoy, y  hoy, nada más abrir los ojos, tuve miedo de haberos perdido, pero no: seguís ahí con vuestros proyectos, sueños. ganas de vivir...
Haciendo caminos y rompiendo silencios. Algo me guía por los azules vientos.



miércoles, 29 de marzo de 2017

¡Adelante siempre, mis queridos nietos!

Mis queridos nietos, más allá del móvil, de los juegos de ordenador, más allá de las películas, chat y Redes sociales, hay infinidad de cosas que aprender. Sabéis de sobra cuánto me gata la fotografía, pues, bien ahora estoy empeñada en hacer tratamientos para  lograr nuevas creaciones con  ellas. Os invito a que las veáis y más aún para que os intereséis en posibilidades que  os sirvan de herramientas de trabajo en un futuro que ya está aquí.

Animaos os lindos y a ver si me sorprendéis con algo. Muchos besos

                                      
                                                           Mi pueblo, Villa del Río


Mi Parroquia del pueblo


¡Nuestra parcela!

¿A qué os gustan? Mi trabajito me ha costado pero la vida es progreso. Detenerse es ir para atrás. 
¡Siempre, siempre adelante, mis preciosos nietos!

viernes, 17 de febrero de 2017

Cumpleaños de mi nieta Isabel


Un beso y una rosa
para mi nieta preciosa,
un beso y una estrella
para mi nieta  bella.

Un beso de azúcar y miel
para mi nieta Isabel,
un beso de mar y cielo
para mi nieta  que tanto quiero
un abrazo de inmenso amor
para mi sirenita de sueños,
de alegría, de bondad,
para mi niña preciosa
que diecisiete añitos cumple ya.

Flamenca desde chiquita
¡Qué guapa te veo, linda!
con tu traje de flamenca,
con esa flor en tu cabeza
y tu sonrisa de cielo eterna,
la más valiosa perla.




lunes, 13 de febrero de 2017

Día de los enamorados para mis nietos


Mis queridos nietos: al día de mañana, día 14 de febrero, le llaman Día de los enamorados. Yo quiero deciros que el amor, cuando es de verdad, no tiene día. El verdadero amor es como una delicada flor que hay que cultivar, regar, abonar... El verdadero amor, perdona, tolera, comprende, comparte, escucha... Dos personas que se aman, aún caminando en la misma dirección, no pueden, ni deben ver con los mismos ojos, porque en ese caso uno de los dos  se quedaría ciego.
Y, en fin, como vosotros sois, mis grandes amores, os he hecho un sencillo video. Os quiero, y eso  es lo mejor del mundo porque es un cariño sin intereses, sin exigencias... es amor.



lunes, 30 de enero de 2017

Día de la Paz

Mis queridos nietos y nietas, con pocas palabras os contesto a vuestras preguntas, y hoy, día de la Paz, no quiero de escribiros algo, muy poquito, pero no lo olvidéis:

Abuela, dime, ¿qué es la paz?
¿Se compra, se vende, se puede regalar?
No, mi niño, la paz es mucho más.
No se compra ni se vende, 
pero sí se puede regalar
viviendo con amor, mucho amor, 
respeto y tolerancia y solidaridad.
Palabras que os hablan, no solo de   vosotros,

sino también, y muchos de los demás.    
Solidaridad,amor, justicia, libertad...
todo eso mucho más es la paz.

Os quiero mucho. abuela.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Otro cuento de Navidad para mis nietos

Mis queridos nietos y nietas: como todos  hemos puesto y con gran ilusión el árbol de Navidad, os he escrito una leyenda, un cuento  referido al arbolito y para que penséis especialmente en estos días, qué cosas son importantes y trascendentes y las vayáis  cosechando a lo largo de la vida.

LEYENDA DE ÁRBOL DE NAVIDAD
En un pueblecito lejano vivía un hombre mago que ayudaba, con su magia, a resolver los problemas de sus vecinos. Un día les dijo: he sembrado un arbolito en el jardín para que  crezca y luzca en la navidad pero precisa para crecer que lo reguéis con vuestros deseos. puede que algún día sus frutos sean vuestros deseos hechos realidad.
A partir de aquel día, la gente acudía al jardín y colocándose al lado del arbolito formulaban su deseo:  
Preciso dinero para ser feliz adquiriendo las cosas que deseo –dijo un hombre.
Preciso poder para tener a mis vecinos doblegados que no hay quién los gobierne. –dijo el alcalde.
 Preciso campanas potentes para que esta gente vaya a Misa- dijo el cura.
Preciso mejores libros, materiales para que aprendan mis alumnos –dijo un maestro.
 Preciso premios  para que me lean y ser famoso –dijo el poeta.
 Preciso belleza para no tener que envidiar a ninguna mujer –dijo una mujer.
 Preciso más farmacias y recetas para que la gente se olviden un poco de mi –dijo el médico.
 Preciso que mis padres me dejen más libre para ser feliz –dijo un joven.
Así fue pasando el tiempo  y, no obstante la riega de deseos, el arbolito no crecía. La gente empezó a clamar:
-El sabio nos ha engañado.
Pero el  sabio, los reunió ante el arbolito y dijo:
 Todavía faltan los deseos de un niño y de un anciano. Veamos qué desean.
-Yo quiero jugar –dijo el niño.
-Yo quiero  que no me falte el pan –dijo el anciano.
En unos instantes,  y ante la expresión de deseos del niño y del anciano, el arbolito empezó a crecer.
-Cómo es esto? –se preguntaba la gente.
-Muy sencillo -contestó el anciano-. Vuestros deseos solo eran  expresión de vanidad, poder. El niño y el anciano han pedido justo lo que precisan  sin más ambición.
Y el árbol, cada